top of page
  • Evelyn Lostarnau

Comunidad e integración




El 3 de septiembre, del presente año, se celebró una reunión de consejo ampliado a todas las comunidades que pertenecemos a la Misión Hamburgo. Agentes pastorales de Lübeck, Quickborn, wilhelmsburg, Hamburgo y Kiel, nos dimos cita en la reunión.


La Santa Eucaristía fue el inicio perfecto, ya que, a través de los distintos momentos de la misa pudimos reflexionar sobre nuestras comunidades, entregando al señor, tanto lo bueno como malo y aquello que vemos como amenazas. Dejando todo en mano Dios pudimos continuar la reunión.


La primera exposición nos enseñó como nuestras pequeñas comunidades, que conforman la Misión o gran comunidad de Hamburgo, forman parte de una “gran red de comunidades de católicos Hispanohablantes” dispersas por todo Alemania. Y cómo esta gran de red está a cargo de la Conferencia Episcopal Alemana y la Conferencia Episcopal Española que, a través del Delegado Nacional, puesto a cargo del padre Ferran Jarabo, sustentan y apoyan nuestro desarrollo comunitario.

También se mencionaron algunas de las variadas actividades que se desarrollan a nivel nacional, que se preocupan tanto de la salud espiritual como del desarrollo cultural de los hispanohablantes en Alemania, entre los cuales encontramos distintos retiros espirituales en español abiertos a participantes de todo el país, y diferentes eventos y proyectos laicales, con agrupaciones para diferentes edades y la revista que los promociona. Para conocer más pueden vistar: www.cartaalospadre.com y catolicosenalemania.com.


La segunda exposición, para mí fue la más reveladora y esperanzadora, ya que se nos contó cómo fue que nacieron las primeras misiones católicas de lengua española en Alemania. Desde esos primeros años de comunidades conformadas por familias españolas que tenían solo un vínculo laboral con Alemania, a la situación actual de miles de hispanos que han hecho de Alemania su nuevo hogar, hay una gran diferencia


La crisis y oportunidad

Los datos que muestran caída abrumadora de alemanes que se declaran católicos, ha mostrado también la importancia que tienen las comunidades católicas extranjeras, ya que suman el 40% de las personas inscritas como católicas.

La crisis vocacional de la iglesia, que también se refleja en el bajo número de sacerdotes, ha devenido en una reforma administrativa del Arzobispado de Hamburgo. Buscando aprovechar al máximo los recursos cada vez más reducidos, las parroquias ahora dan pasos a los “Espacios pastorales”, donde todas las comunidades, de lengua extrajera son bienvenidas, no solo como invitadas, sino como parte integral de la comunidad parroquial alemana. Creo que esta es la gran tarea que tenemos como comunidad católica de hispanohablante en Kiel.

Hoy más que nunca hay que dar más importancia a lo que nos une que a lo que nos separa, donde el fervor religioso, la alegría y esperanza, que tanto nos caracteriza a los latinos, sumada experiencia histórica de los alemanes, puede ser la respuesta a esta crisis. Es nuestro deber ser parte de la solución. La integración nos llama.

Evelyn Lostarnau, Catequista

Comunidad católica hispanohablante de Kiel

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page